El intercambio de criptomonedas en la renta 2019

intercambio de criptomonedas renta

El intercambio de criptomonedas en la renta 2019

Metidos de lleno en la campaña del IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE LAS PERSONAS FÍSICAS (IRPF) del ejercicio 2018, que debe presentarse hasta el 30 de junio de 2019, hemos recibido varias consultas respecto a la tributación del intercambio de criptomonedas.

Antecedentes

Se trata de personas que adquirieron como inversión un tipo de criptomonedas, como bitcoin, y que posteriormente han intercambiado todas o parte de éstas por otras monedas virtuales diferentes como Ethereum, Litecoin o EOS.

Dicho de otro modo, ha salido dinero (moneda fiat) de las cuentas corrientes del banco de estas personas hacia una plataforma Exchange y nunca han ingresado dinero en su cuenta por la venta de criptomonedas. No obstante, sí que han realizado en múltiples ocasiones compras y ventas de criptomonedas.

Estas personas se preguntan si estos canjes de criptomonedas pueden tener algún impacto en su IRPF. También se preguntan si tienen que pagar impuestos por el hecho de haber realizado varios movimientos de monedas virtuales sin haber recibido dinero a cambio. Escribimos este post para aclarar este tema a cualquier persona que pueda encontrarse en esta situación.

renta 2019 criptomonedas

Ganancias o pérdidas patrimoniales en el intercambio de criptomonedas

La Ley del IRPF define las ganancias y pérdidas patrimoniales como las variaciones en el valor del patrimonio del contribuyente que se pongan de manifiesto con ocasión de cualquier alteración en su composición. En base a esta definición establecida en la Ley del impuesto, parecía que el canje de criptomonedas podía encajar en el concepto de ganancia o pérdida patrimonial.

No obstante, podía existir la duda de si la tributación en el intercambio de criptomonedas podía diferirse hasta el momento de hacer “caja” al cambiar todo o parte de las criptomonedas por euros, dólares o cualquier otra moneda fiat. En este sentido, hasta hace aproximadamente un año, podía caber la duda sobre cuál sería la interpretación de Hacienda sobre si la ganancia/pérdida que se genera por el cambio entre criptomonedas tributa en el momento del intercambio o cuando éstas se convierten en euros.

Opinión de Hacienda: consultas de la dirección general de tributos

Pues bien, coincidiendo con la campaña de renta del pasado año, la Dirección General de Tributos (DGT), el brazo legislativo de Hacienda emitió sendas consultas vinculantes en los meses de abril y mayo que establecían la interpretación de la administración fiscal española respecto a esta cuestión. Estas consultas vinculantes de calado sobre la tributación de las criptomonedas establecieron, por primera vez, que el intercambio entre diferentes criptomonedas tributa, sin necesidad de que se conviertan en euros o cualquier otra moneda fiat.

En opinión de Hacienda, estas operaciones tienen que ser calificadas como “permuta”, considerando que cada una de las criptomonedas es un bien inmaterial diferente y, por lo tanto, se genera una ganancia o pérdida patrimonial en el momento del cambio entre criptomonedas. Así Hacienda aclaraba por primera vez una de las cuestiones más relevantes sobre las que la DGT no se había pronunciado. Definía al fin si la ganancia/pérdida que se genera por el cambio entre criptomonedas tributa en el momento del intercambio o cuando éstas se convierten en euros.

criptomonedas renta 2019

Hacienda considera que las monedas virtuales son bienes inmateriales, computables por unidades o fracciones de unidades, que no son moneda de curso legal, que pueden ser intercambiados por otros bienes, incluyendo otras monedas virtuales, derechos o servicios, si se aceptan por la persona o entidad que transmite el bien o derecho o presta el servicio, y que pueden adquirirse o transmitirse generalmente a cambio de moneda de curso legal. Atendiendo a que cada moneda virtual tiene su origen en un protocolo informático específico, distinto ámbito de aceptación, distinta liquidez, valor y denominación, considera el fisco que las distintas monedas virtuales son bienes diferentes.

Añade Hacienda que el intercambio de una moneda virtual por otra moneda virtual diferente constituye una permuta, conforme a la definición contenida en el artículo 1.538 del Código Civil, que dispone: “La permuta es un contrato por el cual cada uno de los contratantes se obliga a dar una cosa para recibir otra”. Dicho intercambio da lugar a una alteración en la composición del patrimonio, ya que se sustituye una cantidad de una moneda virtual por una cantidad de otra moneda virtual distinta, y con ocasión de esta alteración se pone de manifiesto una variación en el valor del patrimonio materializada en el valor de la moneda virtual que se adquiere en relación con el valor al que se obtuvo la moneda virtual que se entrega a cambio.

En consecuencia, la conclusión a la que llega la administración tributaria es que el intercambio entre monedas virtuales diferentes realizado por el contribuyente da lugar a la obtención de renta que se califica como ganancia o pérdida patrimonial conforme a la Ley del IRPF, sin necesidad de que se realice ningún cambio de criptomonedas a euros, dólares o cualquier otra moneda fiat.

Cuantificación de la renta sometida al pago del impuesto

Una vez determinado que el trueque de criptomonedas por los contribuyentes queda sujeto al IRPF, debe determinarse como establecer el importe que, a consecuencia de estas operaciones, queda sujeta al pago del impuesto.

Por lo que se refiere a la cuantificación de las dichas rentas, las consultas de la DGT establecen que, de acuerdo con la Ley del IRPF, el importe de las ganancias o pérdidas patrimoniales será, en el supuesto de transmisión onerosa o lucrativa, la diferencia entre los valores de adquisición y transmisión de los elementos patrimoniales.

Para ello se trae a colación el artículo relativo a las normas específicas de valoración de las ganancias y pérdidas patrimoniales relativa a la permuta de bienes o derechos, incluido el canje de valores, que será la que deberemos utilizar para cuantificar el importe de las ganancias o pérdidas patrimoniales generadas en el intercambio de criptomonedas.

impuestos renta criptomonedas

Posibles problemas en la práctica

De nuestra experiencia, a partir de un cierto volumen de transacciones entre criptomonedas, que no tiene que ser especialmente relevante, puede ser complicado determinar el precio de compra y de venta de cada una de las transacciones realizadas.

Para facilitar la vida a los inversores del mundo cripto, existen varias aplicaciones que permiten poder realizar el seguimiento y poder obtener un reporting del movimiento de los canjes de criptomonedas.

Estos programas analizan las operaciones realizadas y generan informes sobre las pérdidas y ganancias realizadas que se vuelcan a informes de impuestos que permiten ser utilizados a la hora de declarar estas variaciones patrimoniales en el IRPF.

Con este tipo de informes se facilita la tarea de trasladar las ganancias y/o pérdidas generadas en las transacciones de criptomonedas a la declaración de IRPF. Tamnién se minimizan los riesgos de posibles errores en el cálculo de dichas ganancias y/o pérdidas.

Recomendamos consultar un especialista en fiscalidad

Siempre queremos poner de manifiesto que la fiscalidad en general, y la fiscalidad de las criptomonedas en concreto, es un terreno complejo en el que hay que ir con especial cuidado para evitar riesgos fiscales con Hacienda. Por ello es recomendable contactar con un asesor fiscal que pueda analizar de forma profesional todas las circunstancias concretas que afectan a cada contribuyente a la hora de declarar sus ingresos en su declaración de la renta.

Si quieres puedes aprender más sobre la fiscalidad de las criptos leyendo nuestro post Hacienda estrecha el cerco a las criptomonedas. También te invitamos a consultar con nosotros cualquier duda que tenga a través de los formularios de la página web. Por último, puede contactar directamente con nuestro director fiscal: marcciutat@marketbuss.com

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.